EJERCICIO PARA MEJORAR NUESTRO LENGUAJE


Los niños de 4 años tuvieron una sesión de estimulación del lenguaje con la especialista de Audición y Lenguaje.


En esta ocasión nos ha tocado hacer lo que al lobo de Caperucita: soplar, soplar y... ¡Soplar!

Para ello han  aprendido a cuidar el fuego como auténticos masais, soplando velas sin que se apagasen. 



Han decorado las caras con auténticas máscaras con flecos, soplando delante y a los lados, moviendo solo la boca.



Y ¿qué es una fiesta sin fuegos artificiales? Utilizaron pomperos para lanzar los fuegos más bonitos de la tribu.



Después de tanta fiesta necesitamos descansar por lo que hemos pedido silencio utilizando el fonema S.

¡Qué bien lo hemos pasado y cuánto hemos trabajado! ¡Estamos agotados!

¡Nos vemos pronto!